NIÑAS TENIENDO NIÑOS

Un foto documental de la fotoperiodista neoyorkina Linda Forsell que durante 2 años siguió las vidas de madres jóvenes menores de 15 años en Guatemala. 25% de todos los bebés nacen de adolescentes, 90% engendrados por un pariente. 30% de la violación por el propio padre de la niña. Guatemala presente altos índices de violencia hacia la mujer, son miles de niñas que se convierten prematuramente en madres, principalmente por violaciones, la situación económica o por falta de educación sexual. Imágenes difíciles de asimilar y perturbadoras de la realidad de las niñas guatemaltecas, pedimos seriedad al tratar este problema.

Heidy tenía 12 años cuando quedó embarazada del padre de su hijo, que tenía 14 años en ese momento. Cuando él le explicó que era o que podía dejarla embarazada. Nadie le había hablado nunca de sexo. Después de que ella quedó embarazada, el niño-padre desapareció. Heidy se vio obligada a abandonar la escuela, ahora ella pasa los días cuidando a su hijo, Marcos David. Casi todas las niñas que quedan embarazadas abandonan la escuela, en parte las niñas que quedan embarazadas abandonan la escuela, en parte porque les falta el dinero, pero también porque las reglas de cada escuelas las obliga a ser expulsadas o suspendidas por el embarazo, en algunos casos por que dicen ser un mal ejemplo para sus compañeros.
Lilian solo tenía nueve años cuando el tío de 26 años de su madre comenzó a violarla en su casa mientras sus hermanos menores jugaban afuera. Nadie sabe realmente con qué frecuencia la violó, pero después de dos años, cuando Lilian tenía solo once años y solo había tenido un solo período menstrual, quedó embarazada.  En esta foto, Luis David tiene más de un año, pero Lilian todavía no puede hablar sobre lo que le pasó. Sólo con la ayuda de su madre puede contar su historia.  Juntos informaron sobre la violación, pero a pesar de que el hombre fue declarado culpable, solo fue sentenciado a unos pocos meses con orden de restricción.
La sala de operaciones justo después de que Alicia haya tenido su cesárea.
Heidy carga a Marcos David. Ella ha encontrado refugio en su iglesia, que es lo único que fuera de la casa le queda tiempo.
Michelle no quiso tocar a su hija durante casi seis meses después de dar a luz, sino que simplemente dejó un biberón de leche al lado del bebé. El trauma fue duro para ella y estaba considerando dar en adopción al bebé, pero su madre no la dejo.
Heidy sostiene a Marcos David mientras ella intenta jugar con los otros niños. Sus días se reparten entre su hijo, la iglesia y las telenovelas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: