KAMINALJUYÚ EN EL MUSEO MIRAFLORES

“Una de las ciudades mayas más importantes en el comercio, especialmente en la producción de obsidiana, una gran ciudad que fue puente hacia otras, además de tener control de diversas rutas comerciales”.

Foto: Denis Hernández | Instagram/facebook: @denisfm89 – Mapa de lo que fuera Kaminaljuyú

El nombre de Kaminaljuyú significa “Colina del muerto”, es llamado así por excavaciones en donde se encontraron estructuras enterradas con tumbas, antiguamente y originalmente se le conocía como Tulam Tza (en referencia a una de las 5 Tulas en la tradición Maya). Un lugar arqueológico prehispánico en donde se estableció parte de la civilización Maya en el periodo Preclásico Medio. Se ubicó en las tierras altas de Guatemala, hoy en día en el casco urbano de la Ciudad de Guatemala, específicamente entre las zonas 7 y 11 de esta ciudad; se calcula que tiene una antigüedad de más de 3200 años, siendo poblada alrededor de los años 1200 a.C hasta 900 d. C. y su apogeo fue entre los años 1000 a.C hasta 750 d.C.

Foto: Denis Hernández | Instagram/facebook: @denisfm89 – Entierro Maya
Foto: Denis Hernández | Instagram/facebook: @denisfm89
Pintura en el  salón subterráneo  del “Entierro Maya”, Museo Miraflores

Kaminaljuyú fue una ciudad compuesta por 200 estructuras, 13 juegos de pelota en una área aproximada de 5 kilómetros, distribuidas en plazas, templos, canales de irrigación y viviendas, establecidas alrededor del lago Miraflores (donde hoy se ubica el edificio Tikal Futura, Centro Comercial Miraflores y Hotel Hyatt). Su decaimiento se debe a una sobrepoblación (cerca de los 50000 habitantes) que agoto los recursos naturales necesarios para poder subsistir. Según se sabe tubo conexiones y fue puente hacia otras ciudades importantes y algunas lejanas, como Teotihuacan, manteniendo un intercambio era por bienes de lujo (vasijas policromas estucadas, obsidiana verde, braceros e incensarios muy estéticos y de gran valor), además de ser una ciudad bastante comercial, dominando rutas de comercio de recursos como el jade, cacao y la obsidiana (generadas mayormente en la Cantera de El Chayal al oeste de la ciudad).

Foto: Denis Hernández | Instagram/facebook: @denisfm89
Entrada al salón del entierro Maya

Las primeras excavaciones y estudios empiezan en los años 1925 por Manuel Gamio (antropólogo de origen mexicano, nacido en 1883), quien hace descubrimientos de depósitos de cerámica y pequeñas figuras de barro, en 1935 a 1953 por el Instituto de Carnegie de Washington D.C, posteriormente se realizaron en 1970 por W.T. Sanders y J. Michel. Con estas investigaciones se obtiene el descubrimiento de diferentes piezas arqueológicas que hoy se exhiben en diferentes museos de la ciudad Guatemala, además de indicar que la población en general se dedicó a la agricultura del maíz, aguacate, cacao, frijoles, algodón y nueces, además de la minería: jade y obsidiana. Un importante descubrimiento es el de la estela número 10, la cual se caracteriza por tener pictogramas en Cho’ lan Maya (idioma de las tierras bajas).

Con la Fundación de la nueva capital del Reino de Guatemala (1776) y consecuentemente, con el correr de los años, su expansión, la imponente ciudad Maya desaparece casi por completo, quedando aproximadamente solo el 10 % de las estructuras, lo que queda está resguardado y expuesto en el Museo Miraflores y en El Parque Arqueológico Kaminaljuyú.

Foto: Denis Hernández | Instagram/facebook: @denisfm89 – Entrada al Museo Miraflores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: